Junin de los Andes


Estas pascuas tocó visitar Junín de los Andes, lugar por el que pasé mil veces pero en el que nunca había estado el sufuciente tiempo como para recorrer la zona.

El fin de semana empezó en duda, ya que los cortes de ruta por los docentes rionegrinos y neuquinos estuvo en pié hasta último momento, pero por suerte el conflicto se “solucionó” y pudimos viajar.

La zona como toda la zona cordillerana neuquina es muy linda, más cuando te tocan días de 27 grados y sin nubes :). Hicimos caminatas a lagos, cascadas, volcanes y alguna que otra cabalgata para descansar. Comimos mucho ahumado (sobre todo jabalí y ciervo :D) y mucha cerveza y fernet para acompañar.

Volvimos tempranito el domingo porque mi cuñado viajaba a la noche para buenos aires (pobre!) mientras yo por suerte me quedé descansando en Cipolletti hasta el 26, día en que me toca volver a la tierra maldita (a.k.a Ciudad autónoma de buenos aires).

Un descando cada varios meses no vienen mal :).